Los alimentos que más dañan nuestros dientes

 

alimentos precauciones

Una correcta salud dental la obtendremos si llevamos a cabo una buena dieta, cuidando los alimentos que tomamos, la visita periódica a nuestra Clínica Dental y con la higiene bucal diaria. En lo referente a los alimentos que tomamos, es preciso seleccionar bien los productos que tomamos.

Lo primero que debemos saber es que los alimentos que forman parte de la comida tienen un menor impacto en nuestras piezas dentales, que los que ingerimos entre comidas. En el proceso de la comida se va a generar en nuestra boca una producción de saliva que compensará el efecto de los ácidos provocados por los alimentos, lo que no ocurre entre horas.

Hay determinados alimentos que no son buenos para nuestra salud bucodental. Sobre todo en el caso de que exista algún problema de caries o de encías, es necesario evitar esos productos.

Algunas pautas sobre alimentos

  • Las frutas y verduras. Todos conocemos sus beneficiosas propiedades para nuestro organismo. Sin embargo, en materia de salud dental, hay que tener algunas precauciones. Por ejemplo, algunas verduras y frutas de color oscuro manchan el esmalte de nuestras piezas dentales, y contribuyen a su desgaste. Es importante que después de tomar, por ejemplo arándanos, remolacha o granada, realicemos una correcta limpieza de nuestra boca.

 

  • Con el caso del caso del vino y el café pasa algo similar. El vino, sea tinto o blanco, tiene integrado un ácido que ocasiona una acción erosiva sobre los dientes. Además, este ácido favorece que las manchas provocadas por otros alimentos se queden fijadas. En el caso del vino tinto, contiene taninos que resecarán nuestra boca y dejarán los dientes con una sensación pastosa. En lo referente al café, se dice que las manchas que se ocasionan en nuestros dientes son las más difíciles a la hora de eliminarlas.

 

  • Con el vinagre y los zumos azucarados ocurre lo mismo. Un exceso de acidez que puede ser perjudicial para la salud dental.

 

  • La carne de caza. Aunque se recomienda el consumo de estas carnes por su crianza saludable, su bajo contenido graso, etc., para aquellas personas que tienen problemas en las encías se trata de un alimento con mucha fibra y difícil para la masticación.

 

  • Sopas y cremas. El contacto con líquidos y cremas muy calientes provoca en nuestra dentadura un cambio de temperatura que va debilitando nuestros dientes, su esmalte, y potenciando en que puedan mancharse con otros alimentos.

 

  • Los dulces. Todos conocemos el daño que estos alimentos pueden ocasionar en nuestras piezas dentales, sobre todo en lo que a placa y caries se refiere.

 

  • El alcohol fomenta el desarrollo de bacterias en nuestra cavidad bucal. La razón es que está demostrado que debilita la producción de saliva e irrita los tejidos de nuestra boca.

 

  • Frutos secos. Aunque no lo parezca en algunos casos, aportan mucho contenido en azúcar, que se queda adherido en nuestros dientes, provocando caries.

 

  • Determinados productos de farmacia y para farmacia, como es el caso de algunos jarabes para combatir la tos, y otros medicamentos, están elaborados con un tipo de azúcar que puede adherirse con mucha facilidad a nuestros dientes. Es muy positivo lavarse bien la boca tras la toma de esas dosis.

 

  • Los cítricos tomados solos aportan un elevado nivel de ácido y contribuyen a la formación de caries. Después de tomarlos es necesario llevar a cabo una buena limpieza dental.

Añade un comentario