Las vitaminas con más influencia en la salud dental

vitaminas salud dental

A la hora de conseguir mantener una apropiada salud bucodental, disponemos de un excelente aliado: las vitaminas. Entre las aportaciones que pueden hacernos está la protección de nuestras encías, la prevención de caries y enfermedades peiodontales.

Está demostrado que algunas vitaminas son decisivas en el mantenimiento de una sonrisa saludable. Una dieta equilibrada, con el calcio y proteínas adecuadas, flúor y con alimentos ricos en vitaminas C y D nos ayudará a reforzar nuestra salud dental, calcificando nuestras piezas dentales y protegiéndolas de bacterias y de la invasión de microorganismos nocivos.

Vitamina D

Los beneficios de la vitamina D sobre nuestros dientes son plenamente reconocidos. Esta vitamina tiene una función muy relevante en el mantenimiento de la salud ósea en general y dental en particular. Mediante ella, se potencia la absorción del calcio y del fósforo que nuestras piezas dentales necesitan para estar sanas y obtener la protección adecuada contra agentes patógenos externos que podrían originar, además de enfermedades dentales más leves y de un tratamiento moderado, otras patologías de mayor gravedad, como la hipertensión, osteoporosis, el cáncer y otras.

Una fuente importante de vitamina D son los lácteos y los pescados.

Vitamina C

La ingesta de vitamina C es muy positiva para disminuir los efectos de la diabetes, tener una piel con un aspecto más saludable y contribuir en la prevención de diferentes enfermedades. Además, al mejorar los mecanismos generales de defensa de nuestro organismo, también influye muy positivamente en la salud periodontal de nuestros dientes y encías, previniendo la formación de placa, y enfermedades como la gingivitis.

Entre los efectos de la vitamina C está el favorecer la denominada síntesis de colágeno entre las encías y el resto de nuestro organismo. El colágeno es un componente que necesitamos para la reparación de la piel, la formación y mantenimiento de músculos, órganos internos, la cicatrización de todos estos tejidos, etc.

Al potenciar la permeabilidad de los vasos sanguíneos y su integridad, la toma de alimentos con vitamina C ayudará a bloquear las invasiones de bacterias en nuestra cavidad oral.

Los especialistas en salud bucodental coinciden al afirmar que la vitamina C es fundamental para la salud de nuestros dientes y un excelente mecanismo de defensa, consumida de forma adecuada.

Otras vitaminas beneficiosas: A, B y E

La vitamina A también está considerada como muy beneficiosa para la cavidad oral, y su insuficiencia puede originar una sequedad progresiva en la boca, con la consecuencia de infecciones de diferente tipología, así como caries.

También la vitamina B es muy importante. Si no la tenemos de forma suficiente en nuestro organismo, la acción de tragar será más difícil, así como la protección de las encías, que serán más sensibles y vulnerables. Todo esto puede ocasionarnos dolores de muelas.

Entre las variantes de la vitamina B, la B2 protege nuestra cavidad bucal de todo tipo de inflamaciones en la lengua (denominado glositis), grietas en la zona bucal y en los labios. Por otra parte las variantes B3 y B12 suponen una protección general frente a la periodontitis.

Otra vitamina muy beneficiosa para la curación de las encías es la E, gracias a su potente efecto antioxidante.

¿Dónde encontramos estas vitaminas?

De forma genérica, todas estas vitaminas podemos encontrarlas en cantidad de frutas y vegetales, así como en algunos complementos vitamínicos que adquiriremos en farmacias y otros centros de venta de productos naturales. Antes de tomarlas, es importante que consultemos a un especialista. Si las tomamos en exceso, puede ser mayor el daño que el beneficio, provocándonos dolor de estómago, diarrea y náuseas.

Añade un comentario