Gingivitis, sintomatología y tratamiento

Gingivitis, tratamiento

Básicamente, la Gingivitis es una inflamación de las encías, causada por las bacterias que se van adhiriendo permanentemente sobre los dientes y las encías. Cuando el cepillado habitual y el uso del hilo dental no eliminan la placa, se va originando una irritación en el llamado tejido gingival, originando la gingivitis. Es necesario localizar la enfermedad en sus primeras fases para prescribir el tratamiento adecuado. La gingivitis con el tiempo puede evolucionar hacia la periodontitis, y ocasionar daños irreparables en las piezas dentales.

La gingivitis puede estar ocasionada por una higiene deficiente, pero también por una mala alimentación, estar asociada a problemas digestivos, e incluso al crecimiento de las muelas del juicio.

Síntomas básicos

Lo primero que puede observarse es un enrojecimiento de las encías, que se vuelven vulnerables y sensibles a sangrar durante el cepillado de día a día. Además, si se observa con detenimiento puede verse como se van separando de los dientes, otorgando a éstos una imagen alargada. Además, el mal aliento y la aparición del mal gusto al masticar cualquier alimento son indicativos claros de que la gingivitis está presente, y hay que poner remedio cuanto antes.

Prevención

La higiene bucal diaria es imprescindible, realizando los cepillados correspondientes y utilizando el hilo dental para eliminar la placa, la acumulación de restos de alimentos, e ir controlando el sarro. Además, hay que tener una alimentación adecuada, nutriendo la mandíbula y los dientes, eliminando el tabaco y visitando al odontólogo de forma periódica.

La mejor alimentación

Para la prevención de esta enfermedad, la dieta tiene que contener los alimentos más frescos y saludables, como es el caso de fruta fresca de temporada, sobre todo la que es rica en vitamina C, como los cítricos, piña, kiwi, fresas, papaya, guayaba, legumbres y cereales integrales, como el arroz, la quinoa, avena, y otros, frutos secos, verduras y hortalizas, semillas, etc. Sobre todo hay que evitar el abuso de la leche y los derivados lácteos, el pan y la bollería y el azúcar blanco.

 Remedios naturales

Una idea excelente para el tratamiento de la gingivitis es fabricar en casa un dentífrico natural, con tres cucharadas soperas de arcilla blanca de uso interno, una pizca de sal marina disuelta en un poco de agua mineral, y dos o tres gotas de aceite esencial de orégano. El agua de mar y su aporte en minerales es un excelente remedio natural.

Añade un comentario