Fisioterapia

La fisioterapia se centra en el análisis y la evaluación del movimiento y la postura, sobre la base de la estructura y función del cuerpo . Actualmente, es parte integrante del enfoque multidisciplinario para el tratamiento del dolor y la disfunción asociada con el trastorno de la articulación temporomandibular y otras formas de dolor orofacial.

La evaluación fisioterápica pasa por la anamnesis (historia clínica) y examen objetivo, donde se utilizan cinco procedimientos básicos: la palpación anatómica para identificar el origen del dolor, auscultación para detectar la presencia de ruidos articulares, valoración de la amplitud de los movimientos mandibulares , análisis de la oclusión y por último, la evaluación postural (con el fin de determinar su relación con el trastorno de la oclusión).

 

La fisioterapia es una forma de tratamiento no invasivo que tiene como principales objetivos:

 

  • Reposicionar la mandíbula y el cráneo para mejorar la función y reducir el dolor muscular y articular;
  • Mejorar la amplitud de movimiento;
  • Mejorar la postura;
  • Educar al paciente en relación con el correcto posicionamiento de la mandíbula;
  • Reducir la inflamación y reducir la carga de la articulación temporomandibular;
  • Fortalecer sistema musculo-esquelético.