El embarazo y sus repercusiones bucodentales

El embarazo causa una serie de cambios fisiológicos en la mujer que pueden conducir a agravar ciertas patologías ya existentes o a causar algunas enfermedades. Estas variaciones pueden ser de tipo cardiovascular, endocrinológico, metabólico, pulmonar, dermatológico, hematológico, urinario y ginecológico.

Por supuesto, estas alteraciones también pueden afectar a la cavidad oral. Los cambios hormonales y de dieta, las variaciones en la microbiota gingival y en la respuesta inmunitaria inciden en la salud bucal y pueden causar trastornos mucosos, dentales, gingivales y periodontales.

Así, las variaciones en la composición y fabricación de saliva, los vómitos o el reflujo gástrico son los factores relacionados con una mayor incidencia de la caries y de la erosión dental durante los 9 meses de embarazo. No obstante, únicamente en caso de modificar los hábitos alimentarios e higiénicos durante el embarazo, podría incrementar el riesgo de caries.

Las alteraciones en la microbiota bucal pueden ocasionar alteraciones gingivales y afectar al sistema inmunitario y al patrón de síntesis de colágeno en las encías. A partir del segundo mes de embarazo suele aparecer la gingivitis, que si aparece no desaparecerá hasta después de dar a luz. En caso de que la gingivitis ya estuviera presente antes del embarazo, esta podría evolucionar hacia la periodontitis, que guarda una estrecha relación con los nacimientos de bebés de bajo peso y con los partos prematuros. En caso de inexistencia de placa bacteriana, por el contrario, los cambios hormonales que se producen en la mujer no conducirán a este tipo de enfermedades bucodentales.

Igualmente, se pueden producir trastornos mucosos por una proliferación de la mucosa que se encuentra entre los dientes, sangrando con facilidad al roce y que desaparece o disminuye de tamaño tras el parto. Es lo que se conoce como épulis o tumor del embarazo.

Para evitar estos problemas, es importante acudir regularmente a la consulta odontológica. Previniendo estas afecciones nos aseguraremos de no padecer problemas mayores durante el embarazo. Asimismo, una higiene bucodental eficaz y constante nos ayudarán a reducir el riesgo de padecerlas, garantizando una adecuada salud bucodental durante el embarazo.

Por último, cabe destacar que durante el embarazo se recomienda llevar a cabo una higiene bucodental lo más exhaustiva posible, así como seguir una dieta equilibrada.

Añade un comentario