El agrandamiento gingival a causa de los medicamentos

El agrandamiento gingival a causa de los medicamentos

El agrandamiento gingival se trata de un incremento del volumen de la encía, ya sea en grosor, altura o los dos. Como consecuencia del agrandamiento gingival las personas pueden sufrir dolor al masticar, trastornos al hablar, hemorragias o alteraciones periodontales y en la oclusión.

En muchas ocasiones la principal causa del agrandamiento gingival es una consecuencia del uso de determinados medicamentos, aunque también puede deberse a enfermedades genéticas o al embarazo. La edad es otro factor de riesgo para el agrandamiento gingival, por ejemplo los niños y adolescentes son más susceptibles a padecerla.

Esta serie de fármacos tienen en común que inhiben la captación celular del calcio, lo que está relacionado con el agrandamiento gingival. El incremento de volumen de la encía suele suceder a partir de los tres primeros meses de tratamiento, incremento acompañado en muchos casos también de sangrado. Conforme pasa el tiempo y si el fármaco se sigue administrando, pueden llegar a producirse alteraciones funcionales y/o estéticas.

El biofilm o placa dental suele estar presente en todas las patologías que implican inflamación periodontal y su gravedad está directamente relacionada con una deficiente higiene bucodental. Aunque las labores de higiene se vuelven más complicadas y dolorosas con este problema, se debe seguir con la rutina de higiene habitual, pues en caso contrario el problema puede agravarse.

Para tratar este problema en caso de que sea inducido por fármacos deben tenerse en cuenta varios aspectos:

Un control minucioso de la placa dental: medida  que puede resultar eficaz en pacientes con agrandamiento gingival leve o moderado. El raspado y el alisado radicular en clínica y una adecuada higiene bucal así como el uso de antisépticos con clorhexidina pueden ser buenas técnicas para tratarlo.

Asimismo y en caso de que sea posible, se deberá sustituir el fármaco que causó esta patología por otro de menor riesgo que indicará el profesional competente.

Para aquellos casos más severos se recomienda la escisión del exceso de tejido y la restauración del contorno gingival a través de una gingivectomía.

Añade un comentario