Coronas dentales

corona dental

Las coronas dentales constituyen un tratamiento dental con importantes utilidades estéticas y de carácter funcional. Se trata de unas fundas con forma de dientes que se colocan sobre una pieza dental para sustituir al diente en todas sus funciones. Su ubicación más usual es en los premolares y los molares, ya que son los más usados en la masticación, con mayor desgaste, y los que precisan de una mayor firmeza. Entre sus materiales de fabricación, está la porcelana, el metal y el circonio.

Colocación

Su colocación es sencilla, pues tienen un espacio hueco que después encajará en el diente natural, mediante un tallado o pulido previo, para que dicho diente se introduzca en la corona. Cuando el dentista haya reducido el tamaño, tomará medidas y con ellas se fabricará una corona dental específica que se fijará al diente tallado.

Funciones

  • De la misma forma que las conocidas carillas dentales, las coronas dentales tienen efectos estéticos, en el sentido, fundamentalmente, de “rellenar” huecos.
  • Reforzamiento. Para el caso de dientes especialmente debilitados o muy pequeños, las coronas son el tratamiento ideal para conseguir un diente más fuerte y del tamaño adecuado para los procesos de masticación.
  • Dientes perdidos. Para el caso de existir un espacio vacío entre dos dientes por una extracción, una solución ideal es la colocación de  un implante dental y posteriormente una corona. También se puede colocar la llamada “triple corona”, sobre los dientes situados a ambos lados del espacio vacío, previamente tallados.

 

Tipología de coronas

El dentista será el encargado de evaluar el tratamiento con coronas según las necesidades del paciente y las circunstancias de sus piezas dentales. Incluso puede darse el caso de que se proceda a combinar diferentes tipos de coronas dentales.

–          De metal. Estas coronas ofrecen una gran resistencia al desgaste posterior. Suelen utilizarse en los dientes más ocultos porque no son vistosas.

–          Metal y porcelana. En su fabricación, se combina porcelana y metal en la fundición. Serían las anteriores, las de metal, pero con una capa de porcelana. De esta forma se consigue un mejor aspecto estético, aunque la resistencia final será menor que en el caso de las coronas cien por cien metálicas.

–          De porcelana. Son coronas muy vistosas, que se integran perfectamente con el resto de los dientes. El inconveniente principal es que no son resistentes. Se utilizan en los dientes delanteros, que tienen excesiva intervención en los procesos de masticación, como es el caso de los dientes molares y premolares.

–          Circonio. Son las mejores en la relación entre estética y resistencia. Su precio es elevado.

–          Composite. Tienen poca resistencia y su desgaste es grande. Su material es similar al utilizado para los empastes (composite), pero cubriéndose todo el diente.

Precios orientativos

En la realización de presupuestos previos de los tratamientos aplicables es preciso analizar diferentes variables, como es el número de coronas que se va a colocar, tu tipología, tratamientos complementarios que se necesiten en cada caso, etc.

El precio de las coronas está en función de su material de fabricación. A modo orientativo, y estableciendo una media entre las clínicas dentales,  las de metal y composite se utilizan poco y son económicas. Las de metal- porcelana pueden rondar los 250-300 euros, y las de circonio y porcelana superan los 400 euros.

 

 

 

Responder a Coronas dentales

  1. turismo rural en valencia

    ¡Muy didactico! Razonables criterios. Manten este criterio es un articulo sincero. Tengo que leer màs posts como este.

    Saludos

     

Añade un comentario