Cigarrillo electrónico ¿Sí o no para la salud de nuestra boca?

En los últimos años el uso del cigarrillo electrónico ha experimentado un  gran incremento como elemento de ayuda para dejar de fumar o para fumar en espacios donde el consumo de tabaco no está permitido. Pero no se engañe, aunque parece una alternativa mucho más segura a primera vista, pues la composición de los líquidos utilizados no contiene la mayor parte de los productos tradicionales del tabaco considerados como cancerígenos, se inhale nicotina igualmente en mayor o menor proporción, afectando negativamente a nuestra salud general y, por supuesto, a nuestra salud bucodental.

De este modo, el uso del cigarrillo electrónico puede tener efectos nocivos sobre los pulmones y las vías respiratorias. De hecho, ya se han descrito casos en nuestro país de neumonías lipoideas que pueden presentar síntomas similares a los de la enfermedad por obstrucción pulmonar crónica.

De igual forma, el contacto entre las mucosas bucales y faríngeas con el vapor del cigarrillo electrónico, puede provocar una mayor irritación de estas, una mayor sequedad bucal o xerostomía e incluso tos seca.

Por si fuera poco, otras sustancias tóxicas que contiene el cigarrillo electrónico, como la nicotina entre otras, pueden provocar daño periodontal, así como citotoxicidad de las mucosas bucales.

Por todo ello, debemos ser cautos a la hora de utilizar este tipo de productos, pues el cigarrillo electrónico puede convertirse en una nueva amenaza para la salud bucodental de las personas que lo usan.

Si está tratando dejar de fumar, lo más recomendable es acudir siempre a profesionales que lo ayuden de la manera más adecuada y saludable, no sustituyendo el tradicional cigarrillo por otros productos que también pueden ser nocivos para su salud.

Igualmente, recuerde acudir regularmente al dentista, este le aconsejará sobre cómo hacerlo y el procedimiento a seguir para recuperar cuanto antes el aspecto saludable de su dentadura, que no sólo contribuirá a una mejor estética, sino a su adecuada salud bucodental y general.

Añade un comentario